miércoles, abril 27, 2005

Un adiós al YO

Concientizar que la Interactividad es humildad, incluso para nosotros, las nuevas generaciones, o los pichones, como nos dijera cierto profesor al abrirnos las puertas a la profesión, ha venido a ser el gran dilema de los últimos tiempos. A la altura de un tercer año de estudios universitarios, tras arduas horas de preparación cultural que nos permitieran fungir como exegetas olímpicos de la realidad, resultaba difícil renunciar a la tradicional autoridad periodística. Por entonces nos enfrentábamos a la asignatura Periodismo Digital y comprendimos que la democratización inherente al surgimiento de la WWW afloraba al epitelio virtual y obligaba (aun hoy se impone) a redefinir los poderes reales del narrador, en un entorno cuyo mayor desafío es, precisamente, llegar a ser interactivo.
Desde la Academia hubo una apertura importante a las reconfiguraciones. Los medios cubanos, por su parte, han aprehendido tímidamente las potencialidades de la Red. La distancia entre lo que se hace y lo que pudiera hacerse por concesión del nuevo medio y soporte, es inmensa. Internet concede inmediatez, interactividad, personalización, multimedialidad, hipertextualidad; pero las rutinas de las redacciones digitales todavía no se adaptan a este ritmo. La débil interacción con la audiencia se restringe, muchas veces, a la publicación del correo electrónico; continúa considerándose al usuario como un sujeto impersonal al que apenas se le brinda oportunidades de participar en la elaboración de los contenidos; el lenguaje de los textos no tiene en cuenta el alcance mundial de las redes; escasos sitios combinan el uso de la multimedia y el hipertexto solo cumple funciones organizativas.
Durante una investigación sobre periodismo digital desarrollada en la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana, se aplicó una prueba de interactividad a algunas Web periodísticas del país, con el fin de palpar qué nivel de participación podían ofrecer a la audiencia. Una semana de espera y sólo una respuesta a nuestra solicitud. ¿El resto? Todavía duerme el sueño de los justos. Interactividad no es presentar un enlace ciego a un correo electrónico fantasma; hay que hacer uso eficiente de esta herramienta. De lo contrario, se proyecta una imagen de falsa interacción que burla toda inteligencia y voluntad de diálogo.
Por otra parte, la pérdida del monopolio interpretativo de la realidad afecta profundamente un elemento fundamental de las ideologías profesionales del periodista: el narcisismo. Al indagar sobre la producción en la que ponían más empeño, muchos contestaban: EN LA PRODUCCIÓN PARA MI MEDIO TRADICIONAL. Y ello porque Internet permite escuchar la voz del eternamente silenciado (el usuario) y muestra un nuevo tipo de reconocimiento, diferente del que se adquiere entre los vecinos del barrio o los coterráneos. Decimos adiós al "yo" omnipotente y damos la bienvenida a un "nosotros", que somos un poco todos.
No es más que el rezago del amor a la tinta o “la gloria de la letra impresa”, para decirlo al modo García Márquez, que guardan la nostalgia de los primeros sueños de publicación, y hasta de perdurabilidad física. La realidad digital es, quizás, y sólo desde este punto de vista, más anónima, pues la posibilidad de ser leídos y reconocidos en todas partes del mundo y por disímiles culturas, nos vuelve susceptibles de hallar más satisfacción de la que muchos pueden suponer.
Por tanto, es necesaria una apertura a públicos más generales y diversos para evitar el riesgo -muy frecuente en las redacciones cubanas-, de trasladar a los medios digitales las formas tradicionales de relación con los lectores, radioyentes o televidentes. Ello signa irremediablemente la postura, apocalíptica o integrada, frente a Internet.
Concuerdo con Perogrullo, la Interactividad, entendida como diálogo y verdadera participación, es un problema de actitud.

Les recomiendo las siguientes lecturas para ahondar en este tema:
El ciberperiodista: entre la autoridad y la interactividad
El relato periodístico entre la posmodernidad y la metatranca
Los géneros periodísticos y la audiencia en el periodismo digital

3 Comments:

At 4:09 p. m., Blogger C.E.B. said...

Excelente por este meta blog por fin uniendo fuerzas de conociemitno entre latinos.Que siga creciendo,
Christian

Felicitaciones a She

 
At 2:03 a. m., Blogger C.E.B. said...

Qué pasó que no ha seguido Convergiendo, que no desmaye, necesitamos una voz de Cuba sobre estos temas que no nos deje perder la pista

Christian

 
At 9:54 a. m., Blogger Elena Proenza said...

Chistian, este blog también es tuyo y la voz quisiéramos que se alzada desde todas partes, también desde tu lugar. Ahora estamos en Bolivia en un diplomado; espero que los muchachos se entusiasmen y comiencen a colaborar.

 

Publicar un comentario

<< Home